Viajar y Aprender: Lima, Quito y Santiago.

Viajar y Aprender: Lima, Quito y Santiago.

La última vez que nos reunimos, hablamos de museos para visitar en Estados Unidos, y vaya que hicimos una lista interesante Pero terminado el recorrido por el norte, es hora de mirar la brújula y tomar rumbo de nuevo al sur, para conocer algunos de los museos que hay que visitar cuando estas en estas ciudades latinoamericanas. Por eso, sin más antelación, comencemos nuestro recorrido haciendo una parada en Lima, la capital de Perú.

Lima es grande en más de un sentido.

Cuando hablamos de grandes ciudades en Latinoamérica pensamos en lugares como Ciudad de México, Buenos Aires o Sao Paolo. ¿Sabías que Lima es la tercera ciudad más grande en América? Sí, hablamos de la capital más Suramérica, por encima de Rio, Bogotá o Buenos Aires.  En esa grandeza se incluye una gran riqueza cultural, siendo la ciudad con mayor concentración de museos en todo el Perú, y hablamos de un país que alberga en su territorio lugares como Machu Picchu.

Dado esa profunda herencia cultural, nuestra primera parada es en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. Es el museo antiguo de Perú, creado en 1882 y en su interior alberga una inmensa colección de muestras y artefactos que cuenta la rica historia de la zona. Desde momias, pasando por cerámica e implementos de piedra, pasando por tejidos, ropajes o joyería, hasta documentos, muebles y artefactos de la época colonial y la historia moderna del Perú. Su invaluable y rica colección lo colocan como uno de los mejores museos de la materia en el continente.

Museo Inka

Ahora, si lo suyo es el arte sobre la historia, entonces no puede dejar de visitar el Museo de Arte de Lima (MALI). Si bien su recinto data del siglo XIX, es en 1961 cuando inicia el funcionamiento oficial de la institución actual. El museo ofrece en su colección permanente un recorrido por la historia de las manifestaciones artísticas de la nación, desde orfebrería y textiles de la época precolombina, hasta obras de los grandes pintores peruanos de la época colonial. Así mismo, el museo alberga obras de artistas peruanos contemporáneos, además de una interesante muestra fotográfica que abarca desde la época del daguerrotipo hasta la actualidad.

Un tip más: para curiosidades, no deje de visitar el Museo Oro del Perú que no solo contiene una impresionante muestra de joyería histórica, sino también una interesante colección de armas.

Del otro lado de la frontera, Quito nos espera.

La capital de Ecuador no se queda atrás en lo que a preservación de las culturas precolombinas se refiere. Para muestra, Casa del Alabado – Museo de Arte Precolombino. Ubicado en un recinto que data del siglo XVI, la Casa del Alabado. Su colección permanente de seiscientas piezas está organizada de una forma bastante interesante: en lugar de un orden cronológico, la colección se concentra en tres núcleos que giran en torno a tres conceptos de la cosmovisión andina: uku pacha, kay pacha y Hanan pacha; el mundo de abajo, el mundo terrestre y el mundo de arriba respectivamente. De esta forma, una visita al museo no es solo una observación de la habilidad manual de los pueblos precolombinos, sino de su mundo interior y de su concepción del universo.

Siguiendo el patrón de tesoros arquitectónicos convertidos en museos, el Museo de la Ciudad se ubica en lo que fue el Hospital San Juan de Dios, el edificio civil más antiguo de Quito que data de 1565 y que es patrimonio de la UNESCO. Sus exposiciones permanentes son una exploración de la vida en la zona desde la época precolombina hasta la Quito del siglo XIX, incluyendo el funcionamiento del hospital durante cuatro siglos.

Por no dejar de pasar la oportunidad de compartir curiosidades, a unos 26km de Quito puede visitar el museo etnográfico ubicado en Mitad del Mundo, en el interior del Monumento Ecuatorial. Un museo, dos hemisferios.

Equator monument

Santiago, a la altura.

La oferta cultural de Santiago es amplia, es moderna, es rica; esto apenas es la punta del iceberg de todas las actividades que puede realizar en esta capital que mezcla modernidad con historia. Comenzamos el recorrido en el Museo Nacional de Bellas Artes, que alberga la colección más grande del país compuesta por artistas nacionales, además de maestros europeos de países como Holanda, España o Italia, y llegando a piezas de escultura africana.

Si le interesa conocer más a fondo la historia de Chile, entonces la siguiente parada debe ser el Museo Histórico Nacional. Su colección permanente es tan amplia como diversa, no solo incluye arte sino también objetos comunes, herramientas, muebles, monedas; es un retrato de la vida chilena desde antes de la época colonial hasta el siglo XX, una mirada al corazón de la nación chilena.

Claro, decir Chile, es decir Neruda, y gran poeta también está incluido entre nuestras recomendaciones para Santiago. La casa-museo “La Chascona” fue una de las residencias del maestro, y hoy día se conserva gracias a las labores de su esposa Matilde. Una visita a La Chascona es una oportunidad de dar una mirada a la vida cotidiana del poeta, a través de los espacios conservados en cada rincón de la casa; y a sus aficiones representadas en interesantes colecciones privadas de pintura y escultura.

Esperamos que estas guías le ayuden y sobre todo le animen a descubrir toda la riqueza cultural que alberga América, que si bien se conoce como el Nuevo Mundo, tiene suficiente historia y cultura para llenar páginas y páginas de nuestros diarios de viaje.

¡Buen Viaje!

LO MEJOR, GRATIS

Únase a más de 100,000 personas que ya son parte de nuestro club exclusivo de viajeros. Reciba últimas noticias y ofertas especiales antes que los demás.

There are no comments.

Post Comment

Search